domingo, octubre 16, 2005

La ideologia Neoliberal

Los pilares fundamentales que sostienen la idea de globalización

Al contrario de lo que se ha pensado hasta ahora, la globalización en su esencia no es un proceso, ni antiguo, ni menos nuevo. La globalización es ante todo una idea, una idea sustentada por escuelas del pensamiento económico, la globalización no es una entidad, no es tangible sino mas bien abstracta y esta protegida por una serie de fundamentos mas o menos científicos, según la forma en que estos se han producido. Hasta el momento se han presentado en los escenarios públicos y sociales Latino Americanos aquellos aspectos de esta idea “globalización”, que suponen soluciones a problemas tan relevantes como el subdesarrollo socioeconómico de las naciones de este lado del continente.

La globalización como idea es sustentada básicamente en el paradigma económico neoliberal. Las propuestas fundamentales de esta corriente de pensamiento, pertenecen a la escuela económica Austriaca y se reconoce a Friedrich A. Hayek y L.Von Misses como sus principales impulsores.

La globalización como idea, que apunta fundamentalmente a la lógica de mercado, constituye una forma de ver el mundo, la sociedad y la naturaleza.

Entonces al tratarse de una idea y no de un proceso, aunque se debe precisar que es una idea que desencadena o que lleva consigo ciertos procesos de transformación económica y social, ya que posee una forma constitutiva y otra operacional. Se abre así una ventana para entrar en ella conocerla, identificarla, criticarla y si es posible cambiarla (en el largo plazo).

Pero para esto se debe contar con herramientas adecuadas, que nos permitan descubrir ¿Por qué nace la idea de globalización? ¿Por qué es sostenible esta idea? ¿A quienes representa? ¿Qué implicancias trae para con la sociedad? En definitiva de que estamos hablando al referirnos a la globalización.

La construcción de la idea

En este punto revisaremos como nace esta idea, y cuales son los fundamentos que la promueven. En algunos pasajes de este punto hacemos referencia al estudio acerca de Globalización, Políticas Sociales y Medio Ambiente, (Baumol y Oates, 1998)

“El paradigma neoliberal sostiene enfáticamente la lógica de mercado, postula al mercado como el escenario social perfecto, su funcionamiento se basaría en la aceptación voluntaria de los individuos, a partir de sus intereses particulares sin atender a los fines colectivos. Las interacciones sociales quedan reducidas a relaciones de mercado. El centro se pone en el individuo y la sociedad deja de ser una categoría con características propias, reflejando en cambio un mero agregado de personas distintas atendiendo a sus propios fines.
Los derechos personales quedan reducidos a derechos de mercado, y la libertad es presentada negativamente, como ausencia de coerción, y en esencial restringida a la libertad de comprar y vender (ofertar y demandar). Es en el mercado donde se realiza la libertad personal. Para asegurar su correcto funcionamiento debe estar protegido de intervencionismos sobre todo los provenientes del Estado.” (Baumol y Oates, 1998)

Si bien la corriente neoliberal hace de estas ideas sus principales fundamentos y en donde asienta el concepto de globalización. Ellas no nacieron precisamente en esta corriente, sino más bien aquí es reforzado con el objeto de promover esta idea mayor llamada “globalización”.

En este sentido la forma constitutiva de esta idea “globalización”, se encuentra o se reconoce en uno de los Padres de la economía, reconocido como el fundador de la escuela clásica. Adam Smith (1723-1790) fue el primero en plantear (aunque se debe revisar de donde el obtiene sus ideas, como por ej. de la escuela fisiocrata, asi como el contexto socio-historico, moderno) que el funcionamiento eficiente de la economía y de la sociedad descansaba en las leyes naturales del mercado, es decir en la interacción personal y la competencia. En otras palabras y como diría Smith “el mercado resuelve todos los problemas el aceite del egoísmo es el que mantiene funcionando los engranajes de la maquina (mercado) de una manera casi milagrosa”.

La corriente neoliberal no niega al Estado si no que lo minimiza, dándole un nuevo papel, es decir deja el papel de benefactor y toma el de subsidiario del mercado: debe asegurar que el mercado funcionen en particular manteniendo los derechos de propiedad y el orden público. Esta idea señalada por muchos intelectuales de las ciencias sociales como de estirpe netamente neoliberal, no lo es en su concepción ya que también pertenece a Adam Smith, lo cual se puede apreciar a través de la ideología del laissez-faire (dejar hacer); de la no intervención del Estado en los asuntos económicos, ya que estos organismos son ineficaces e inclinados a otorgar privilegios especiales en perjuicio de la sociedad (El Estado no produce valor, el gasto publico es para mantener gente improductiva). La intromisión del Estado en estos asuntos es considerada por los neoliberales como un atentado a la libertad individual.

El mecanismo básico del libre mercado (en relación a la libertad individual, se suprime la dicotomía, determinismo – libertad), es la competencia, esta ultima es la que genera en el un orden espontáneo, en este punto Hayek (1968) señala; “son los individuos persiguiendo sus propios intereses y beneficios los que determinan la marcha de la sociedad. Allí no existe lugar para la razón ni para una ética de solidaridad o altruismo”. Hayek (1990:52 en Baumol y Oates, 1998) “la competencia no es otra que un interrumpido proceso de descubrimiento presente en toda evolución que nos lleva a responder inconscientemente a nuevas situaciones. Es en la renovada competencia y no en el consenso lo que aumenta cada vez nuestra eficacia”. Lo que hace suponer que el sistema económico que promueve esta corriente y en el cual se desenvolvería la idea de globalización, es el sistema económico de libre mercado puro. Por tanto el mercado es el escenario social perfecto, los individuos son los actores y la competencia libre y sin la intervención del Estado, es el libreto, entorno al cual gira la obra.

"Nadie posee toda la información como para planificar y manejar adecuadamente la marcha de la sociedad, en tanto el conocimiento esta diseminado y fragmentado y será en el mercado donde esas piezas se integren, por tanto el orden espontáneo de la sociedad deriva de las relaciones de mercado competitivo. Los seres humanos no tienen fines últimos compartidos" (Hayek en Baumol y Oates, 1998). Esta minimización del Estado y la reducción de las políticas sociales platean en Hayek un orden distinto a la democracia, este orden distinto el lo llama demarquia (Baumol y Oates, 1998).

Se debe considerar que este sistema económico de libre competencia puro (sin intervencionismos), se presenta análogamente como un sistema de libre empresa, donde la competencia determina ganadores y perdedores. Según (Blockl, 1992 en Baumol y Oates), “en un verdadero sistema de libre empresa los derechos de los individuos y su propiedad son sagrados y no pierden su valor debido a conceptos filosóficos como el bien publico o bien común”.

Una vez establecidas las ideas que sustentan la globalización, pasaremos ha revisar de que manera esta idea se concreta en procesos, y entidades. En definitiva de que manera se manifiesta en la sociedad, como afecta al imaginario colectivo y de que forma sus acciones son aceptadas y reforzadas sin mayor cuestionamiento.

La dimensión operacional de la idea

En este punto intentaremos precisar como actúa y como se puede reconocer la idea de globalización instaurada por los neoliberales en Latino América. Es decir que tipo de procesos y cambios socioculturales se ha producido y se podrían producir, en relación a esta idea. Con esto objeto volvemos a servirnos en algunos pasajes de este punto en el trabajo de Baumol y Oates, 1998.

En el sentido de este punto se debe ser cuidadoso, lo que no implica dejar la critica, nos referimos ha dejar en el mayor grado posible lo axiomático y poder presentar argumentos validos y esclarecedores de la critica que proponemos.

Según lo expuesto en el punto anterior la globalización plantea un reduccionismo de mercado, a tal nivel de que el mundo social y el mundo natural sean regidos por los criterios de este. Es decir el individualismo en extremo y la competencia.
La mano de la corriente neoliberal expresada en esta idea de globalización a provocado hasta ahora profundos cambios en América Latina, estos cambios se expresan mayormente en el imaginario social, dado a fenómenos como la transmutación del lenguaje, la manipulación de las necesidades, etc. y por sobre todo la disminución de las políticas sociales por parte de los Gobiernos de turno, expresada en la privatización tanto de entidades publicas, como de bienes públicos, dejándolos de esta forma sometidos a los mecanismos de mercado . Indudablemente estos fenómenos se encuentran condicionados fuertemente por la forma economisista de enfocar las problemáticas sociales, formas por supuesto impulsadas por el neoliberalismo (cf. Baumol y Oates, 1998).
Las políticas sociales en este esquema son consideradas formas de inversión y provisión de recursos, energías o insumos para los circuitos económicos.
Como señalan “Baumol y Oates” en relación a la transmutación del lenguaje encontramos ejemplos como:
“la cobertura social y la educación son una forma de inversión, las personas son capital humano y se entrenan en tecnologías sociales”. Del mismo modo se propone una suerte de capital natural donde la conservación es un tipo de inversión. Al ser considerados una forma de inversión suponen un retorno económico para con el inversionista.

Lo que hacen los imaginarios sociales es simbolizar la experiencia (Daniel Mato, 2004); por tanto se puede deducir que estos nuevos imaginarios se extraen o se simbolizan a partir de los grupos que sustentan esta idea, entre los que se puede señalar principalmente los de tipo empresarial. Así entonces cobrarían sentidos los fenómenos de transculturación, transmutación de lenguaje, etc.
Es a partir de la experiencia de los grupos empresariales (no de empresarios, habria que diferenciar en distintos niveles) que se extienden estas formas de ver la sociedad y su entorno. Son estos los que conviven a diario con las normas del mercado, son estos los que compiten día a día sin otro objetivo que el lucro y el bienestar individual. Ellos representan aquellos actores racionales que necesita la globalización para poder sustentarse, así entonces la sociedad no es algo que este afuera de los individuos en forma de estructuras, de normas y de valores a integrar. Sino más bien es un escenario donde se deben generar estrategias para pavimentar el camino del progreso personal (la promesa ilustrada).
La racionalidad es entendida como un acto funcional a fines concretos en este caso al bienestar individual. En este sentido se consideraría como irracional pensar en un bien común o en un Estado benefactor en los términos de las tesis keynesianas.

Identificación con la idea

En este punto intentaremos, identificar los grupos que sustentan esta idea de globalización, de este modo poder establecer el sentido de integración y de exclusión con respecto a la misma.

La corriente neoliberal genera el sustento teórico básico que hace posible que pueda pensarse en una aplicación efectiva, real y concreta de esta idea, pero si nos cuestionamos un poco respecto a esta dimensión, nos debemos preguntar ¿que intereses creados existen detrás de esta idea?, mas allá del ego de una escuela económica en particular.

Si analizamos la relación entre los fines de una organización transnacional y los conceptos fundamentales que sustentan la idea de globalización, se obtiene que son mucho más que similares.
De este modo la empresa, se convierte en la institución símbolo del paradigma neoliberal, el cual lleva en su seno el paradigma de la competitividad. La empresa aquí representa elementos de modernidad como son por un lado, la producción en masa, y la estandarización del consumo y por otro la organización racional de los recursos y la explicitacion absoluta de los fines. La empresa tiene como objetivo fundamental rentabilizar el capital, ningún otro que pueda considerarse de tipo social (Vease Jaime Corvalan, "paradigmas de las ciencias sociales").

La representación social de esta institución símbolo, es defendida por el capitalismo, es decir se ampara en el sistema de libre empresa, libre competencia y libertad individual. Esta institución mediante su representación genera una identidad, que actúa como factor integrador y excluyente de individuos según estos atiendan las reglas impuestas.
Encontramos así una paradoja fundamental entre quienes sustentan la globalización y el sistema de libre empresa depurado de todo intervencionismo o política proveniente desde el Estado, y es que su misma concepción del sistema de libre competencia lleva implícita normas a las cuales no se puede faltar si se quiere pertenecer a ella.

Una critica constructiva:

La globalización no es una entidad sino una idea que esconde conflictos historias y exclusiones diversas y complejas. Es una idea que se compone de un imaginario que desencadena en discursos sociopolíticos y profundas transformaciones de lo social, creando así actores sociales capaces de defenderla pues los representa y los identifica.
Es importante ser serio cuando se proponen formas de concebir e intervenir en la sociedad, es iluso creer que la cuestión social es un problema de mercado o que se puede predecir mediante las modernas técnicas de la probabilidad y la estadística (estas son solo instrumentos, ni objetivos, ni desinteresados, ademas no son los unicos instrumentos). Eso nos llevaría necesariamente a desechar los avances en cuanto a conocimientos, logrados por las ciencias naturales, como, la ecología, la biología, la química. También dejar de lado los conocimientos logrados por las otras ramas de la ciencias sociales, como, la sociología, la antropología, la historia, etc. En pos de una sociedad regida estrictamente por los conceptos logrados por la economía. Y negando de paso los conocimientos de todas aquellas ciencias que se desenvuelven en el campo cognoscitivo, porque la economía moderna se construye bajo la negación de la historia, por tanto descontextualizada.
Si bien es cierto la economia y el análisis económico constituyen una esfera importante de la dimensión social del mundo, es importante tener claro que la economia no es toda la sociedad. La economia primeramente la estudiamos para tratar de generar conocimientos que nos permitan resolver el problema fundamental que nos surge como especie que es el de la escasez (problema sustancial de la economia, algunos autores plantean que esta es solo un sustituto de una cuestion que no se discute actualmente, por lo que la escases sería solo una distracción, me refiero al problema del valor), es decir la economia se estudia para resolver el problema nacido entre las necesidades de las personas(en su conjunto) y los recursos disponibles para satisfacerlas. Es en este sentido que no se puede plantear la economia solo en términos individuales. Por que la concepción misma de los fundamentos que promueven la disciplina económica son ante todo pensados en términos de necesidades comunes.
Nosotros creemos firmemente que la sociedad debe ser objeto de un trabajo interdisciplinario, donde el valor que han producidos aquellas ciencias desconsideradas por los neoliberales jueguen roles fundamentales en el camino hacia una mejor sociedad (articulación entre el Estado, el Mercado y la comunidad, hoy es solo Mercado e individuo con un Estado subsidiario del mercado; siguiendo la idea de Etzioni acerca de la buena sociedad,).

Al aceptar la idea de la globalización, generamos un retroceso en el conocimiento sobre el mundo y la sociedad. Nos quedamos estancados en el paradigma empírico- analítico“reduccionista”, tan propio de occidente. Al aceptar la idea de globalización nos estamos negando la posibilidad de seguir conociendo, en pos de una mejor convivencia entre nosotros las personas y en nuestra relación con el entorno. Pues toda respuesta, toda solución estaría en el mercado.
Es necesario a nuestro juicio llevar al límite las capacidades que tenemos para generar estos conocimientos que nos permitan llegar a la mejor sociedad posible. Es decir la complejidad del mundo social y natural, no pueden reducirse a un mercado que funcione solo con el egoísmo individual y la competencia progresiva. El trabajo interdisciplinario es indispensable, si queremos encontrar alternativas a este enfoque neoliberal que sustenta la idea y los procesos globalizadores.

Desde un enfoque sistémico interdisciplinario, podemos señalar que la idea de un mercado libre o sistema de libre empresa que propicia la globalización, es una fantasía. Proponer soluciones a temas como la delincuencia, la pobreza, la educación, la salud, la seguridad ciudadana, el olocausto ecologico etc. desde una perspectiva mercantilista, es necesariamente evitar la noción de conflicto social que se esconde tras estos fenómenos. Conflictos que difícilmente serán resueltos por el cálculo racional, es decir fenómenos que no se adaptan al esquema menor costo-mayor beneficio valido para cualquier mercado competitivo. Aunque los intentos por hacer calzar este esquema a estos fenómenos es evidente.
Desde nuestra perspectiva socioeconómica, estos fenómenos sociales deben ser enfocados según el contexto en el en que se produce, según la historia que los produce, etc. es decir el exceso de empirismo al tratar estos fenómenos propio de un enfoque netamente económico nos lleva necesariamente a ideas equivocadas acerca de los mismos. No se puede analizar estos fenómenos aislados del ambiente en que nacieron, es decir debemos ser capaces de precisar que otros fenómenos sociales los condicionan o posibilitan su existencia.

El mercado por si solo no soluciona nada, ni siquiera temas netamente económicos, el mercado es una construcción hecha por las personas, el mercado es un medio y no un fin. El mercado en si mismo es injusto, es imperfecto y no conduce a la mejor sociedad que potencialmente podamos generar como especie. En definitiva la sociedad no es un mercado. No todo lo social se sujeta a la oferta y la demanda, los valores, la cultura, la educación, la salud, la protección, el afecto, etc. Aunque la hegemonía de la globalización así lo intente.


Peguntas centrales, ¿Por qué son importantes?

¿Por qué nace la idea de globalización? ¿Por qué es sostenible esta idea? ¿A quienes representa? ¿Qué implicancias trae para con la sociedad? En definitiva de que estamos hablando al referirnos a la globalización.
Es importante haber respondido a estas preguntas, ya que nos permiten identificar esta ideología escondida tras supuestos argumentos científicos, producidos por los neoliberales. Estas preguntas son las que nos permiten sentenciar que la globalización es una ideología que defiende determinados intereses y nos permiten además saber a quienes les sirve esta idea. Es decir cual es la base social de la misma.

La globalización una ideología. (a modo de inconclusiones)

El mercado es una de las partes fundamentales del ideario neoliberal, los problemas del no acceso a este son enfocados a modo de responsabilidad individual, es decir la primera persona del singular es responsable de entrenarse con las mejores tecnologías, para ser un potencial beneficiario del mercado. Además la política social neoliberal no ve en el sistema social las imperfecciones causantes de la pobreza y la marginación, sino en los individuos.
El mejoramiento del “capital humano” (Ej. Transmutación del lenguaje) puede asegurar la justicia de mercado, así los individuos bien preparados encontraran satisfacción (éxito) en el.
La política social se logra con la participación voluntaria de los individuos y no es necesaria la participación del Estado-nación (supresión de las economías mixtas y de planificación central) en la planificación de esta.

Ahora bien este ideario neoliberal que sustenta teóricamente la globalización, requiere de una intervención sociopolítica particular, en la cual, el principal interventor es la institución modelo para esta forma de interpretar la sociedad y la naturaleza. La empresa.
La intervención sociopolítica del Estado disminuye y cambia sustancialmente lo cual se aprecia a través del enfoque con el cual se encausa la política social por parte de los Gobiernos Latino Americanos actualmente, en el sentido de que por ejemplo se crea propiedad sobre los bienes económicos considerados libres, un ejemplo de esto es la Ley de Pesca y Acuicultura que rige en Chile, destinada a proteger los intereses de las grandes transnacionales pesqueras (aspecto intrínseco), ya que supuestamente el aporte económico de estas es mayor. Considérese que el pescador artesanal que extrae una especie en la superficie marina dispuesta para los industriales esta cometiendo un delito, lo que hace tiempo a tras era solo una falta. Justamente porque se interpreta como una usurpación a la propiedad privada perteneciente a los pescadores industriales. Aunque la ley se aplica en ambos sentidos, lo sustancial es que ahora los peces de nuestro mar ya no son de todos los chilenos sino que son propiedad de unos pocos y que son utilizados para obtener beneficios económicos, que serán depositados en bancos suizos y especulados en wallstreet para lograr que el capital de las petroleras norteamericanas sean rentabilizados. De este modo seguir concentrando la benevolencia del mercado en unos pocos que saben aprovechar los beneficios del sistema.

Sin embargo consideramos que la política social correctamente dirigida, es decir, por los límites de sentido (Lhuman) en función de los fines macrosociales, puede actuar como limitación al liberalismo extremo de las relaciones de mercado competitivo que concentran la riqueza y que son sustentadas por la idea de globalización. La política social correctamente encausada se refiere sin lugar a dudas a la presencia del Estado como agente planificador de las mismas, pero articulado con un mercado en funcion de la comunidad y no a la inversa; esto funcionaría en formas de mecanismos de control.

Los neoliberales sostienen que se expresa injusticia hacia los que aportan más (impuestos), las empresas, y se premia a quienes no aprovechan las oportunidades del mercado, esto es asi desde Saint Simon, en sus postualdos acerca de la clase capitalista y obrera, en donde solo la primera genera valor .

Pero si revisamos a modo de ejemplo la situación actual del sistema de educación superior en Chile, el Estado influenciado por los preceptos neoliberales apunta hacia una Ley de acreditación de las instituciones de educación superior, la cual es considerada por muchos el ultimo paso para lograr derivar la responsabilidad de la educación hacia los privados terminando de este modo en una mercantilización de esta, es decir mediante esta Ley la educación es un negocio, en cual se debe invertir. Por tanto se utiliza como medio de cambio, como un simple servicio más sujeto a la oferta y la demanda. Donde el que pueda pagarla, podrá obtenerla. Quedando plenamente establecido que es una responsabilidad individual poder acceder a esta.
Por tanto este ejemplo constituye la forma actual y equivocada de llevar la política publica, por parte del Estado, lo que adiciona elementos y complejiza aun mas este fenómeno ya que no podemos estar seguros que la intervención sociopolítica del Estado garantice el resguardo de los intereses macrosociales (por que este esta en funcion del mercado; como hemos expuesto, un error fundamental). Así que debemos ser consistentes al criticar, dado que podríamos terminar haciéndole el juego a este enfoque contaminado por el mercantilismo y promovido por los neoliberales.

Se puede empezar por criticar uno de los postulados más importantes de esta ideología neoliberal, en el sentido de que se habla de mercados libres, pero al parecer estos tienen varias normas a priori; aunque suene inconsistente o paradójico por parte de esta corriente neoliberal. De hecho parece ser que el libre mercado se aplica solo para aquellos mercados que emergen de las instancias formales, es decir, dentro de la norma (social, constitucional, etc.) y que se excluyen todos aquellos mercados informales, es decir, fuera de la norma (ilegales, antisociales, etc.). O si no como responderían los neoliberales que sustentan la globalización a los mercados de la droga, del tráfico de armas, del crimen organizado, del tráfico de órganos, de la prostitucion, etc. Es decir ¿estarían estos mercados sustentados por el enfoque neoliberal de la libertad individual y la libre competencia?

La ideología neoliberal, genera un esquema para representar y entender el mundo, reduce todo al mercado, allí se encontraría la solución al problema de la sustentabilidad de los recursos naturales, se encontraría la solución al hambre, a la pobreza, etc. esta ideología genera un modo de actuar y de concebir las acciones centrados en el individuo y en la responsabilidad de este en forjar su propio camino hacia el éxito que dicho sea de paso esta en el mercado, niega los condicionantes externos que intervienen las conductas de estos, como por ejemplo, la función socializadora que alguna vez realizo la iglesia y que hoy realiza la escuela, lo que de paso negaría a su propia institución símbolo dado que la mayoría de las empresas debe realizar fuertes campañas publicitarias para poder intervenir en los individuos y de ese modo vender sus productos y generar los tan ansiados beneficios--utilidades (manipulación de las necesidades, donde se deben utilizar aspectos de la psicología económica, lo que otra vez delata que no basta solo con la economía). Pero la paradoja no termina allí, los neoliberales y su institución símbolo, necesitan de los comportamientos racionales de los individuos en pos de una de una empresa eficiente y eficaz, es decir, rentable. Lo que presupone la necesidad de una educación organizacional mas o menos acabada, lo que en poca palabras significa, que el individuo debe saber como desenvolverse en la organización, como realizar sus funciones, en pos de los objetivo trazados por la organización, es por esto que difícilmente se podría pensar en individuos solo con experiencia innata, libre de todo condicionante a su conducta. En otras palabras, de ser supuestamente viable la idea de globalización, de todos modo, la empresa necesita de las instituciones socializadoras, la familia, la iglesia, la escuela, etc., para ser potencialmente exitosa en le mercado. “No se puede sostener la idea de que los condicionantes de la conducta económica individual obedecen a fuerzas invisibles y menos desconocer la insalubridad del cuanto mas mejor”. (J.,S.; 2004), en esto se puede seguir la idea de Jesús Ibáñez, acerca de que ni siquiera el consumo es individual, sino que es colectivo, el sujeto situado en un lugar determinado de la estructura e infraestructura social, encuentra condicionamientos a sus gustos, preferencias y actitudes.

En términos sociales la globalización como idea sustenta procesos que nos llevan a diseminar variados aspectos de las matrices culturales en donde se implanta esta forma de interpretar el mundo. Parte de la identidad de los pueblos se pierde al momento de hacer efectiva esta idea, lenguajes desaparecen, formas únicas e irrepetibles de concebir el mundo, se desintegran, en pos de una cultura única, de un idioma único, de un sistema económico único, el de la libre empresa, el de la libertad individual, de la mercantilización, del consumismo, de la competencia, en definitiva en pos de un mercado “el escenario social perfecto”, supuestamente.

En definitiva el paradigma hegemónico de la globalización opera en función de ideas-poder, es decir, una integración funcional a la economía capitalista y a la gobernabilidad democrática occidental. Aunque paradójicamente en algunos países como Chile el modelo neoliberal se impuso por la fuerza (¿hasta que punto expresa democracia?). Lo que delata hasta que punto lo que hoy es cotidiano, como por ejemplo, el análisis del costo-beneficio, ha penetrado en el imaginario colectivo, actuando en múltiples dimensiones de la vida en sociedad bajo el nombre de globalización, es decir una ideología impuesta y compuesta por innumerables conceptos que no hacen otra cosa que resguardar los fines empresariales, capitalistas, dado que ha estos últimos reconocemos como la base social de esta idea, es decir es a los grupos empresariales a quienes les conviene que la gente piense que en el mercado se desarrolla la libertad individual o que se encuentra el éxito individual, etc. La política social se realiza actualmente con las directrices impuestas por estos grupos que concentran el conocimiento y el poder. Se conoce lo que ellos quieren que se conozca, se cree lo que a ellos les conviene que se crea (basta con ver los contenidos de los medios de comunicación en general). Encontramos de este modo, que lo que al parecer buscan estos grupos es, negar el Estado en tanto les convenga y ser ellos quienes planifiquen la marcha de la sociedad, concretándose así el último pasó hacia el autoritarismo gerencial y el individualismo extremo. El mismo que ha venido desintegrando los lazos sociales que caracterizaban la vida en sociedad.

De este modo llegamos a preguntas tal vez más importantes que las planteadas al comienzo. Que nos servirán para desarrollar trabajos posteriores, en esta línea, es decir, sobre la visión crítica de la sociedad en pos de una conciencia, y de aquellos fines macrosociales desentendidos por la globalización:

¿Es posible una cultura única?, ¿Puede realmente existir el libre mercado, (ha existido existe o existirá)?, ¿Cuáles son los verdaderos intereses que promueven esta idea?, ¿la solución a fenómenos como el subdesarrollo de las naciones Latino Americanas son objeto única y exclusivamente de la evolución de las variables económicas.(INGRESO PER CAPITA, PIB, RIESGO PAIS, ETC.?, ¿La conducta humana esta totalmente libre, es decir, los ajustes de las conductas de los individuos, son realmente espontáneas?, ¿Es o no es necesaria la conducta institucional u organizacional de los individuos, en caso de aceptar una ideología neoliberal, y en pos de la visión empresarial, (de ser positiva la respuesta, ¿Cómo se explicaría entonces la contradicción paradigmática, nacida entre el dejar hacer, la acción espontánea y el determinismo que supondría la conducta institucional?)?.


Jonathan Santander, Socioeconomía 2004.

metodología de la investigación:

Tipo de investigación: Exploratoria
Diseño: No Experimental, Cualitativa, Transversal
Técnica de Producción de Datos: Revisión de documentos bibliográficos.
Procedimientos de Análisis: Recopilación de información referente al tema, selección de los aspectos sustanciales, resultados.
Nota: los resultados se expresan a través de las inconclusiones, como son por ejemplo el haber podido establecer en este trabajo, que la globalización es ante todo una idea, que se disemina en la sociedad condicionando fuertemente las formas de entender y actuar en esta:



Apuntes de Bibliografia.

Curso de Economía Moderna, Paul A. Samuelson, Aguilar s.a. novena edición (española).
Economía Básica Chile una Realidad.
Globalización, Politicas Sociales y Medio Ambiente, Baumol y Oates, 1998.
Producción transnacional de representaciones sociales y transformaciones sociales en tiempos de globalización. Daniel Mato, Glasco.

2 Comments:

At 11:14 p. m., Anonymous Anónimo said...

BlawgThink 2005 - Mandatory Cool Thing To Do
One of the "cooler" events that I had the opportunity to participate in this year, was LexThink! in April .
Find out how to buy and sell anything, like things related to private road construction on interest free credit and pay back whenever you want! Exchange FREE ads on any topic, like private road construction!

 
At 11:15 p. m., Anonymous Anónimo said...

When you have time come see my payroll cards site. It's not great but I think you will find it interesting.

 

Publicar un comentario

<< Home